Cómo saber si soy dueño de una propiedad

como-saber-si-soy-dueno-de-una-propiedad
como-saber-si-soy-dueno-de-una-propiedad

 

Cómo saber si soy dueño de una propiedad

POR EQUIPO DE HAUSO 

Lo que debes hacer si ya tienes el derecho de posesión de tu casa y quieres pasar a ser dueño de ella.

Todo el tiempo ocupamos diferentes tipos de bienes. Por ejemplo, la bicicleta que utilizamos para ir de casa al trabajo, la laptop que nos acompaña a toda junta de negocios, hasta la impresora que empleamos en la oficina. Pero, el hecho de que utilicemos estos bienes cada que ocupemos de ellos, no significa automáticamente que pueden ser ya de nuestra propiedad, y justo, de igual manera sucede con las casas.

Es muy común pensar, que una persona que cuenta con las llaves de su casa y que decide quién entra y quién no a ella, podrá tomar la decisión de hacer con ella lo que guste. Esto no es tan sencillo. Pues, si sólo cuenta con el derecho de posesión, no podrá rentar o vender la casa, sino hasta que obtenga el derecho de propiedad.

Múltiples son las formas en que podemos convertir el derecho de posesión de un inmueble en un derecho de propiedad, como, por ejemplo, podemos citar, comprar el inmueble, ocuparlo, recibirlo como herencia o hacer un juicio de prescripción positiva. Y en este artículo que escribimos hoy para ti, explicaremos estos términos de posesión y de propiedad. Así como las diferencias entre cada uno. Además de detallar el por qué el juicio de prescripción positiva permite pasar a ser propietario de un inmueble y cuándo es posible hacer este trámite.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por HAUSO Real Estate (@hausorealestate)

Diferencia entre derecho de propiedad y derecho de posesión.

Al hablar de estos dos términos, nos referimos a dos caras diferentes de una misma moneda.

El derecho de posesión lo podemos comprender muy bien con el ejemplo de una persona que renta una casa. Sin duda, podrá poseer el bien, si el arrendatario cumple con las condiciones establecidas en él, más no podrá ser considerado como propietario. Otro ejemplo lo podemos tener cuando en la factura del auto que manejas no aparece tu nombre, pero aun así lo utilizas para ir y venir a tu gusto, eso indica que tienes la posesión del auto, pero no es tu propiedad.

Entonces, como se puede comprender, la persona que tiene el derecho de propiedad, es aquella que cuenta con el dominio jurídico del bien. En el caso de bienes inmuebles sujetos a registro, es quien aparece en el registro. De allí lo importante de siempre registrar la propiedad.

Y, por su parte, la persona que tiene derecho de posesión, es la que ejerce ánimo de “señor dueño”, esto es, que debe realizar todos los actos propios de una persona que es propietaria, como el mantenimiento y conservación de la cosa, explotarla económicamente para su beneficio, asumir las cargas propias como pago de impuestos y tasas, etc.

En conclusión, el que tiene derecho de posesión debe actuar como si fuese el dueño, pero sin olvidar que la propiedad no es de él.

¿De qué manera puedo obtener la propiedad de un inmueble?

No es necesario, en muchos de los casos, que primero tenga la persona el derecho de posesión del inmueble, para poder obtener la propiedad de una casa.

Las diferentes formas que existen para adquirir la propiedad de un inmueble son las siguientes:

— Firma de un contrato.

Esto abarca todo tipo de contratos legales que existen (compraventa, traspasos o donaciones).

— Ocupación.

Con esto hacemos referencia al momento en que se reclama algo que no tiene dueño.

— Accesión.

Es un modo de adquirir el dominio por el cual el dueño de una cosa o inmueble pasa a serlo de lo que ella produce o de lo que se junta a ella. Los productos de las cosas son frutos naturales o civiles.

—Sucesión.

Hace referencia a la transmisión de la propiedad de una cosa a herederos o legatarios una vez que el propietario ha fallecido.

— Usucapión o prescripción positiva.

Es la manera de adquirir una propiedad de un bien por el paso del tiempo. El poseedor se comporta durante muchos años como si fuera el dueño, y hace que el bien le procure beneficios, rentas o utilidades. Por ello la Ley premia su actividad otorgándole la titularidad de la propiedad.

 

 
 
 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por HAUSO Real Estate (@hausorealestate)

Ahora bien, ¿Cómo se puede pasar de tener el derecho de posesión de una casa a ser propietario?

Para dejar de tener el derecho de posesión de un inmueble y llegar a ser propietario, se requiere, el transcurso del tiempo, pero no solamente se requiere de ello, sino que la Ley exige el cumplimiento de una serie de requisitos.

En Derecho existe una figura denominada usucapión que contempla la posibilidad de que una persona pueda adquirir la propiedad por el transcurso del tiempo; entonces cuando escuches hablar del término “usucapión” están refiriéndose a esta institución. De igual manera, cuando alguien se refiera a la “prescripción adquisitiva de la propiedad” se está refiriendo a lo mismo.

Para obtener la propiedad por el transcurso de tiempo mediante usucapión o prescripción positiva son necesarios los requisitos descritos a continuación:

 

Que la posesión lo sea en concepto de propietario.

Que la posesión sea pacífica, esto es, que no se ejerza la posesión de manera violenta, a la fuerza.

Que se lleve a cabo de manera continua. Es decir, que no se vea interrumpida, por más de un año.

Que la posesión sea pública. Es decir, deberá ser conocida por otras personas. Más claramente, no se debe mantener en secreto. Esta está inscrita en el Registro Público.

También debemos mencionar que de la misma forma en que están los requisitos para llevar a cabo un juicio de prescripción positiva, también encontramos ciertas restricciones. Y en ellas se enumeran las siguientes.

 

No pude haber usucapión:

— Entre padres e hijos durante la patria potestad.

— Entre esposos.

— Entre incapacitados, tutores o curadores durante la tutela.

— Entre copropietarios o coposeedores que son dueños de la misma cosa.

— Contra personas que se declaren como ausentes porque se encuentran presentando servicio público.

— Contra militares en servicio activo en época de guerra.

Estos requisitos cumplen la tarea de proteger a terceros con derechos sobre el inmueble. También evitan que personas que habiten en una casa, por motivos naturales, puedan reclamar la propiedad del inmueble por el simple hecho de habitar la casa; o bien, que las personas con un contrato de arrendamiento vigente quieran declararse dueños del inmueble.

¿Quiénes pueden iniciar un juicio de prescripción positiva?

El juicio de Prescripción positiva únicamente puede iniciarse para las personas que se encuentran en posesión del inmueble, que disfrutan del como dueños a pesar de no contar con un título de propiedad, y que, a su vez, no les es posible obtener la propiedad del bien de otra forma.

Es importante mencionar que, los herederos que no tienen el título de propiedad, por no existir un testamento, no podrán realizar el juicio de Prescripción positiva. Pregunta por nuestro Asesoría aquí

En este caso, si alguna persona, que se encuentre en posesión de un inmueble de algún familiar que ya falleció y que no elaboró un testamento, lo que procedería, es llevar a cabo para obtener la propiedad, una sucesión in-testamentaria. Pregunta por nuestro Asesoría aquí 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *